logo

SOLVICO ofrece un sistema de videoconferencias integral, cifrado y seguro, con calidad HD.

Solvico permite que cualquier ordenador con webcam, micrófono y conectado a Internet participe en una conferencia con los demás participantes, con igual o distinto equipamiento, sin necesidad de nada más para usar el servicio, lo que hace de este sistema una solución económica sin que ello suponga un detrimento en la calidad.
hablamos@solvico.es

Acceso a Cuenta Zoom

Solvico, aportando valor a la mejor tecnología de videocolaboración

Solvico, aportando valor a la mejor tecnología de videocolaboración

Javier Galdos CEO de Solvico

 

Empresa proveedora de todo cuanto se necesita para manejarse con éxito en el marco de las videoconferencias, Solvico aporta soluciones viables y seguras que permiten una videocolaboración de calidad y con las máximas garantías.

¿Qué retos plantea el teletrabajo?

En Solvico creemos que no se trata tanto de un cambio de paradigma como de una evolución natural del trabajo utilizando tecnología. El verdadero reto es eliminar el prefijo ‘-tele’, borrar la frontera entre trabajar y teletrabajar y permitir que los clientes creen nuevas metodologías de trabajo adaptadas a sus necesidades, ya sean emprendedores, formadores o personal sanitario, que son el grueso de nuestros clientes. Quizá la verdadera revolución no es imponer el teletrabajo sino borrar el concepto de distancia. Solvico y sus clientes estamos haciendo de esto una realidad.

En el contexto actual, ¿qué relevancia está adquiriendo la videocolaboración?
Algunas personas han planteado cambiar nuestra forma de trabajar a raíz de esta crisis, pero esta tecnología no debe sustituir el contacto
físico. Lo que funciona bien, no hay que cambiarlo. Si se puede, sí hay que mejorarlo. Un apretón de manos en una primera reunión aporta, a veces, más información que una llamada de teléfono, y eso requiere presencia física, pero en las reuniones de seguimiento, el esplazamiento no tiene sentido. Ahí es donde la videocolaboración aporta más valor y, por supuesto, en casos extremos como el estado de alarma que vivimos actualmente, en el que no es posible congregarse para una reunión física.
 
Borrando ese concepto de distancia al que aludía, la tecnología debe garantizar…
Debe ser una tecnología sobre todo de calidad, sostenible, permanente, estable y viable. La seguridad es muy importante, más cuando hablamos de trabajar en la nube, pero las normativas son tan restrictivas que todas las empresas y herramientas ya cumplen con estas exigencias. La tecnología es y debe ser segura.

 

¿Cómo se puede y debe garantizar eso?
Toda tecnología que utilice la nube debe diseñar políticas y controles para salvaguardar la recopilación, el uso y la divulgación de la información. La protección de datos, el cifrado de las comunicaciones y el contenido compartido son pilares fundamentales de esta nueva metodología de trabajo. En Solvico lo garantizamos creando entornos de máxima seguridad en todos los ámbitos. No todos los sectores tienen las mismas restricciones, pero sí debemos permitir que los usuarios gestionen el nivel de privacidad de información que deseen.

 

¿Cómo acompañan desde Solvico a sus clientes en el contexto de las nuevas necesidades de trabajo que ha generado el estado de alarma por la pandemia de coronavirus?
Adaptando nuestra tecnología a las necesidades y la realidad de cada cliente. No al revés. Analizamos esas necesidades y ofrecemos soluciones integrales de software y hardware. Con la crisis, muchos clientes están al límite y necesitan soluciones personalizadas que las plataformas gratuitas no pueden ofrecer. Porque no basta únicamente con comprar una licencia. En este sentido, destacar que Solvico lleva más de 6 años trabajando con Zoom, la mejor herramienta del mercado para dar servicios de videocolaboración, y acumulamos un expertise importantísimo en telemedicina, formación, empresas, eventos. Esto nos pone por delante a la hora de dar soluciones personalizadas.
Estamos ayudando a conectar a distancia a todo el personal sanitario de hospitales. Si por seguridad o por necesidad los médicos no deben relacionarse presencialmente, con Solvico tienen una herramienta que les permite reunirse, coordinarse, realizar formaciones, comunicar los protocolos, realizar seguimientos, dar apoyo emocional…

 

¿Puede dar alguna referencia de proyectos en los que estén inmersos actualmente?
Claro, por ejemplo el caso del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, especializado en medicina pediátrica, con el que venimos trabajando desde hace tiempo y al que actualmente estamos dando soporte tecnológico para que puedan ayudar a hospitales de todo el mundo a afrontar la pandemia. También es el caso de universidades, centros de negocio y colegios, todos ellos muy afectados en el momento actual dado que sus alumnos no pueden asistir a clases en el aula. Con la colaboración de Isyc, hemos integrado LMS y Zoom consiguiendo que en 48 horas puedan convertir su modelo presencial en un modelo 100% online, utilizando videoconferencia.

 

“Ayudamos a conectar a distancia al personal sanitario de hospitales y hacemos posible la educación y formación a distancia”

 Ha mencionado Zoom, ¿qué ventajas ofrece esta plataforma de videocolaboración?
Zoom es a tecnología de videocolaboración lo que el Guggenheim es a la arquitectura. En los años 80, una construcción así era impensable, incluso para una mente privilegiada como la de Frank Gehry, por lo que no pudo hacerse realidad hasta que idearon el programa Catia.
Zoom es algo parecido. La videoconferencia se creó en los años 60, pero siempre fue una tecnología muy cara, muy compleja y poco fiable.
Zoom la ha convertido en un software barato, sencillo y, sobre todo, sin fallos. Prácticamente, los clientes se olvidan del servicio técnico.
Solvico fue pionera en su implementación en España y actualmente somos el partner distribuidor oficial de Zoom en España y Portugal.
La experiencia Solvico es Zoom, pero para que Zoom sea una experiencia necesita a Solvico.

¿Cuál es su grado de implementación en España?
Desde que comenzó la crisis, se ha producido un aumento exponencial. Llevamos semanas implantándola de forma urgente para salvar el
gran problema laboral que está generando el coronavirus. Y, si no crece más, es porque existe vértigo al cambio y porque en España se sigue viendo una inversión como un gasto. Sin embargo, si comparamos el sueldo por hora en una empresa con presencia física con el coste de Zoom, la rentabilidad se dispara.

¿Es un modelo de suscripción?
Exactamente. Es un modelo Software as a Service. Las empresas prefieren este modelo porque mantienen en el tiempo a sus clientes a cambio de que siempre dispongan de la versión del software más actual.

 

¿Qué ventajas aporta?
Fiabilidad y seguridad. Su usabilidad en todos los dispositivos, Windows, Mac, Linux, Android e IOS, su fácil instalación e integración.
Con Zoom no tienes que instalar ningún dispositivo, reconoce cualquier cámara. Eso nos ha permitido implementar la videoconferencia en los quirófanos del ya mencionado Hospital San Joan de Déu: su personal médico-quirúrgico es capaz de emitir operaciones por videoconferencia simplemente conectando su maquinaria de quirófano a un ordenador ¡Es impresionante!

 

¿Van a lanzar nuevas soluciones o servicios en un corto plazo?
Dentro de poco lanzaremos “Solvico Experience”, un proyecto de formación a distancia donde la experiencia del usuario final sea igual que la presencial y, además, más sencillo para los profesores o ponentes. A raíz de la crisis, estamos analizando dónde podemos ayudar a la sociedad y estamos trabajando en otro servicio para ayuda diaria con un coste reducido a quienes más lo necesitan.
 
Nuevas soluciones para una realidad nueva…
Si algo nos ha enseñado la crisis, es que tenemos que seguir evolucionando, adaptarnos y adelantarnos a los cambios. La tecnología ha cambiado nuestra sociedad, pero son tan importantes los creadores como los promotores. Me quedo con el trabajo de esa gente proactiva que busca soluciones a los problemas que surgen. Por ello, me gustaría agradecer a mi socia, Tatiana, y a nuestros colaboradores y amigos, Carlos, Eduardo, Federico, David y Gonzalo, que trabajan todos los días contribuyendo a que esto sea una realidad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando das tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Aviso de cookies