logo

SOLVICO ofrece un sistema de videoconferencias integral, cifrado y seguro, con calidad HD.

Solvico permite que cualquier ordenador con webcam, micrófono y conectado a Internet participe en una conferencia con los demás participantes, con igual o distinto equipamiento, sin necesidad de nada más para usar el servicio, lo que hace de este sistema una solución económica sin que ello suponga un detrimento en la calidad.
hablamos@solvico.es

Acceso a Cuenta Zoom

Estar conectado no es caro ni costoso.

¿Crees que contratar un sistema de videoconferencia es caro? ¿Crees que es complejo de implantar en tu estructura? Si eres de los que piensa así, estas equivocado. Lee este post.


Vamos a comenzar con una afirmación que después argumentaremos: “El coste de la licencia de Zoom se rentabiliza simplemente con que tengas una reunión de dos personas de 30min al mes o una reunión de 3 personas de 20 min al mes,… o incluso menos”


Por ponernos en situación. El primer gran problema que históricamente ha tenido la buena videoconferencia es su valor desorbitado. La videoconferencia no es algo reciente. Los codecs de videoconferencia, basados en hardware, llevan muchos años en el mercado pero no estaban al alcance de cualquiera. El problema es que eran productos muy caros en su adquisición y muy caros en su mantenimiento. Además, necesitaban de la gestión por parte de una persona especializada, ya que su funcionamiento era muy complejo.


Este problema se solucionó cuando aparecieron en el mercado las soluciones de videoconferencia basadas en la nube y en software. Estos sistemas hacían que desde cualquier ordenador o dispositivo se pudiera tener una videoconferencia. ¿Qué problema surgió entonces? Su poca fiabilidad. Productos como Webex o Skype conquistaron el mercado universalizando la videoconferencia. El problema es que para el usuario final se convertía en una experiencia traumática el tener que reunirse por videoconferencia. La atención de la reunión no se enfocaba en el contenido a debatir sino en llegar a realizar de manera correcta esta videoconferencia.


Por desgracia, con razón, estas problemáticas han coartado la expansión de la videocolaboración y han hecho que las empresas no confíen en un modelo basado en el teletrabajo. La videoconferencia es una herramienta para momentos muy puntuales.


¿Pero si hubiera en el mercado una herramienta que fuera fiable y con un precio económico? ¿Qué pasaría si hubiera una herramienta sencilla y simple que hiciera que la interconexión fuera imperceptible? ¿una herramienta absolutamente interoperable que además se entendiera con cualquier tipo de hardware? Esa herramienta ya existe y es Zoom. Zoom es una herramienta fiable, simple, fácil de usar y asequible económicamente. Puedes tener reuniones con gente de tu empresa o con personas externas simplemente con tener tu una licencia. Tiene plena interoperabilidad, ya que puedes entrar a una reunión desde un ordenador (Windows/MAC/Linux), desde cualquier dispositivo móvil (Android/IOS), telefónicamente o incluso desde los antiguos códecs H323/SIP. Zoom te reconoce cualquier dispositivo que tu sistema operativo haya reconocido.


A nivel económico, solemos dar un argumento muy gráfico. En muchos proyectos las reuniones presenciales siguen siendo necesarias. En muchos casos estrechar la mano de una persona te da más información que cualquier otro dato. Pero quitando ciertas reuniones puntuales, normalmente la mayoría de reuniones son rutinarias y de tránsito. Los usuarios finales no solemos valorar el tiempo con valoración económica, pero al final, el 100% de las personas tenemos un horario de trabajo, impuesto o no, y una productividad. Por poner un ejemplo, el sueldo medio bruto de un trabajador medio del IBEX35 ronda los 37.500€/año. Si consideramos que la jornada completa cuenta con 40h/semanales, y hay 52 semanas al año, el sueldo bruto medio por hora son 18,03€/hora.


Solamente con que Zoom evite 1 participante de la reunión no pierda una hora/mes de desplazamiento para ir a una reunión, has rentabilizado la licencia. Eso sin sumarle posibles gastos de desplazamiento urbano o de desplazamiento y hospedaje en viajes nacionales e internacionales. Si en una reunión hay más de un participante, el ahorro global es incalculable.


De ahí la afirmación con la que he comenzado esta publicación. En una reunión como mínimo hay dos personas. Para realizar una reunión en Zoom solo se necesita una licencia.


Si el coste de la licencia se rentabiliza en 1 hora de un usuario, con 30 minutos de reunión has rentabilizado el 100% de la licencia.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando das tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Aviso de cookies